26 abril, 2016
Científicos  chilenos estudian los flujos de agua que tenía el Desierto de Atacama hace más de 17 mil años

Recientes investigaciones apuntan a comprender el pasado y presente del ciclo del agua en el desierto más árido del mundo, junto con el impacto de la variabilidad que este tuvo en las sociedades prehistóricas  y los actuales desafíos producto del cambio climático.

Claudio Latorre, paleoclimatólogo y paleoecólogo  de la Pontificia Universidad Católica de Chile, dio a conocer, en una conferencia organizada por Imagen de Chile, su investigación sobre los ciclos hídricos en el desierto de Atacama, en donde se confirma la existencia de agua fresca en el sector más árido del mundo, hace más de 17 mil años.

 

“El Atacama no fue una barrera a la migración humana durante el Pleistoceno tardío, ya que su condición climática es totalmente diferente a como la conocemos en la actualidad, con presencia de agua fresca que permitió la permanencia de diversas comunidades en la zona”, destacó Claudio Latorre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *